sábado, 3 de junio de 2017

IV Pouillon - Daroca

La iniciativa propuesta por el grupo de ciclistas y el ayuntamiento de Pouillon (Francia) en 2007 cumplía 10 años y de nuevo desde esta localidad, con la Daroca se encuentra hermanada, surge la propuesta de unir ambas poblaciones en bicicleta.

Las fechas elegidas, 25, 26 y 27 de mayo. Los ciclistas Darocenses acompañarían a los ciclistas venidos desde Pouillon tan solo en la última etapa y que transcurriría por las localidades de Borja,

Tras la comida de hermandad se continúo hasta Daroca para dar por concluida la ruta con una recepción por parte de las autoridades locales y donde se pudieron degustar de varios productos locales franco-españolas.

Algunas imágenes aquí.


domingo, 7 de mayo de 2017

III ESCAPADA A LOS PIRINEOS

Se acercaban los días para el ansiado momento del  enfrentamiento contra el campo gravitatorio generado por colosales gigantes pirenaicos. Era la hora de ir sacando de las cuadras y mimando a nuestras compañeras de fatigas, para ir adaptándonos a sus caprichos físicos.

Dos de Mayo del 2017, llegó por fin el gran día en el que dió comienzo la batalla, nuestro primer objetivo fue asestar un golpe al col de neouvielle pero las condiciones meteorológicas y sobretodo la nieve nos dieron un revés e hicieron imposible llegar hasta su cima, pues la carretera estaba cubierta de nieve a falta de 4 kilómetros para coronar.
En total completamos 40 kilómetros y más de 1000 metros de desnivel positivo.



El segundo día con las piernas ya calientes y con ansias de revancha decidimos realizar una etapa épica y superar los 4600 metros positivos de desnivel en menos de 130 km. Para ello tuvimos que superar 5 míticos puertos en un recorrido de ida y vuelta desde Saint Lary hasta Superbagneres, ascendiendo por ambas caras a los puertos de La Val Louron y Peyresurde.





Lo que nos llevó casi 7 horas de aventura


El tercer día, aprovechando que era el día del Bombero Forestal y con la moral por las nubes  nos propusimos hacer frente al famoso  Tourmalet, que en esa época del año no era tarea fácil y con el añadido de que antes debíamos de conquistar al Col de Aspin, un puerto de 11 km que a cualquiera le deja las piernas algo más que calientes.





Ya para terminar y deleitarnos con sus espectaculares vistas coronamos al Hourquete de Ancizan, tras el cual nos encaramos velozmente hasta nuestro alojamiento.

El último día, viernes 5 de mayo decidimos finalmente probar la cara larga del hourquete y probar posteriormente una nueva ascensión denominada Col de Beyredes.
El hourquete desde Guchén tiene una longitud de 10,3km al 7,81% de pendiente media, datos que a priori son suficientes para afrontarlo con  calma, siendo además que era el primero al que nos enfrentábamos. Aunque de pronto nos adelantó un ciclista a toda velocidad sin tan siquiera saludar, algo a lo que por aquí no estamos acostumbrados y nos dió un fuerte subidón de adrenalina. Así que como si se tratase del final de una etapa nos agarramos fuerte al manillar, nos apretamos fuerte las zapatillas y le dimos a los pedales como alma que lleva al diablo.
Al final  coronamos el hourquete en poco menos de 45 minutos, hechos trizas pero con la satisfacción de haberle dado una lecíon “por los pelos” al joven antipático que no tuvo la decencia de saludar a unos mochileros como nosotros.

Para finalizar afrontamos el último puerto, un desconocido paralelo al col de aspin de tan solo 4.4 km cuyo perfil es realmente a tener en cuenta,
 pues nos hizo sudar sangre encima de nuestras bicicletas. Puerto precioso que a pesar de su mal estado del asfalto nos dejo maravillados, tanto por su ascensión como por su posterior descenso.


Aventura donde la pasión por el deporte,  la superación de grandes retos y la inmejorable compañía de enormes personas han sido inolvidables. 
Los protagonistas Raul, Marío, Jorge y Manolo.